cuidados de joyas de plata personalizadas

Los metales preciosos son delicados, es fundamental el buen cuidado, la limpieza y el mantenimiento de las joyas para perdurar su brillo y belleza. Te damos algunos consejos para que cuides y conserves tus joyas de plata.

            

Nos encantan las joyas. Son hermosas, valiosas y delicadas; pero también tienen un ciclo de vida. Si quieres que parezcan siempre nuevas es importante cuidarlas bien, usarlas con suavidad y limpiarlas cada cierto tiempo.

Nuestras joyas están elaboradas en plata de ley, y precisamente este material es el más delicado de entre los metales nobles. Las piezas realizadas en plata deben ser guardadas por separado, resguardadas del medio ambiente: el aire, el sol, la luz…la mejor manera de guardar tus joyas de plata es en algo oscuro e incluso separadas entre ellas. 

¿Por qué la plata pierde su brillo o se oxida?

Guardar una joya de plata durante mucho tiempo aumenta la posibilidad de que el metal se deslustre o pierda su brillo original. El contacto con materiales como la goma es también un causante del deslustre.
Si ingieres un medicamento que produzca un cambio en el PH de tu piel, también puede causar que la joya de plata pierda su brillo.

¿Cómo evitarlo?

No es muy complicado el mantenimiento de una joya de plata. Simplemente sigue estos consejos:

- Guarda tu joya en un lugar fresco, seco que sea preferiblemente hermético, para evitar la oxidación.

- No la expongas a agentes corrosivos como cloro, grasa, sudor, perfume, agentes alcalinos, ni a la salinidad por mucho tiempo.

- Evita la exposición directa de la pieza a la luz artificial o a la luz del sol durante largos períodos.

- No la guardes directamente en contacto con la madera ya que contiene ácidos que pueden afectar la superficie de la plata.

- Límpiala con relativa frecuencia para mantener su brillo y belleza Usa agua tibia con un poco de jabón y frota con un cepillo suave. Luego aclara con agua tibia y seca con un paño suave o con un secador en la temperatura más baja.

- Utiliza paños indicados para limpiar joyas. Frota suavemente la superficie de plata con el pañito para sacarle brillo o quitar las marcas del contacto con la piel. Cuidado: No laves el paño y asegúrate de que la joya está completamente seca antes de frotarlo.

Plata de ley chapada en oro amarillo

Nuestras joyas chapadas con 3 micras de oro amarillo de 18 kilates son muy delicadas. Con el uso diario, puede perder el oro y quedar la plata expuesta. Por eso recomendamos que sean utilizadas de forma ocasional o hacerle un mantenimiento del chapado con el uso en el tiempo.

Te recomendamos que, al menos una vez al año, lleves tus pulserascollares y anillos de plata a tu joyero de confianza para una limpieza y abrillantado, volverán a estar como el primer día.